Esta serie de trabajos se basa en un simple ejercicio, busca en diccionarios de varios idiomas las palabras “amor”, “muerte”, “vida” y “final”; para interpretar, a través del dibujo y objetos, la palabra anterior y la que está después en los diccionarios.
Esta misión propone un juego donde principio y fin están en la misma categoría: el comienzo de algo indica que en algún punto termina, y el final es casi siempre un renacimiento. El viaje comienza desde adentro, donde el artista se mira a sí mismo y relata estos recuerdos que fueron rupturas en un momento particular: el fin de la infancia, el comienzo del amor, donde empezó y terminó una historia. El tono de los trabajos pretende crear una tensión entre realidad y la ficción, imágenes desplegadas del subconsciente que recrean una mitología personal.